domingo, 25 de septiembre de 2016

"Jeremy" (1973). Arthur Barron - Un recuerdo de adolescencia - Francisco Huertas Hernández



"Jeremy" (1973). Arthur Barron
Un recuerdo de adolescencia

Francisco Huertas Hernández




"Jeremy" (1973). Arthur Barron
Robby Benson (Jeremy Jones) & Glynnis O'Connor (Susan Rollins)



Ésta es una de mis películas favoritas de cuando adolescente. Pero, ¿alguien la recuerda?



"Jeremy" (1973). Arthur Barron
Poster. Bridge


Millán-Astray contra D. Miguel de Unamuno (12-10-1936) - Fascismo contra Cultura - El fascismo que habita entre nosotros - Francisco Huertas Hernández



Millán Astray contra D. Miguel de Unamuno (12-10-1936)
Fascismo contra Cultura
El fascismo que habita entre nosotros

Francisco Huertas Hernández




D. Miguel de Unamuno y Jugo (1864-1936) sale de la Universidad entre gritos y brazos en alto fascistas, tras su enfrentamiento con el general Millán-Astray, en la inauguración del curso académico. Salamanca. 12 de octubre de 1936
Salamanca, como tantas provincias de interior, se sumó al golpe de estado militar fascista del 18 de julio


 La historia valdrá como medicina del alma si nos ayuda a ver que los males del presente se incuban en el pasado. Estos días una bandada de neofascistas y filofascistas defienden la memoria del general José Millán-Astray Terreros (La Coruña, 5 de julio de 1879–Madrid, 1 de enero de 1954), al que, con toda justicia, el Ayuntamiento de Madrid pretende retirar la calle que le está dedicada. 


El general fascista español José Millán-Astray Terreros
Fundador de la Legión Española y jefe de Prensa y Propaganda de la dictadura militar de Franco


 El diario "Público" (21-9-2016) ofrece la siguiente noticia:

 "El Partido Popular de Madrid, con Esperanza Aguirre a la cabeza, se está volcando en la defensa de la figura de José Millán Astray, fundador de la Legión y jefe de Prensa y Propaganda de la dictadura de Franco, para evitar que el Ayuntamiento de Madrid retire la calle que lleva su nombre en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. La portavoz de los conservadores en el Consistorio considera que se está ignorando que el legionario "participó en asuntos sociales muy importantes" y que incluso fue a la cárcel "por impedir las matanzas o ejecuciones o lo que fuera que estaban haciéndose allí". 


Placa de la calle del General Millán Astray
Madrid


 La expresidenta del PP de Madrid ha defendido también que Millán Astray debe ser honrado por el callejero madrileño por haber fundado la Legión, "una institución importantísima para el ejército español" y que participó en una "operación internacional" que salvó a una "cooperante de la misma ONG que Francisca Sauquillo (presidenta de la Comisión de Memoria Histórica que ha recomendado eliminar a Millán Astray del callejero")"   


 Los libros de historia recuerdan al general Millán Astray por su enfrentamiento con el escritor y filósofo Miguel de Unamuno durante la inauguración del curso académico de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936, día de la Raza (?). Unamuno había apoyado el golpe sedicioso fascista, movido por su doble amor a España y a un impreciso anhelo espiritual que creía que la República había traicionado. Él mismo había sido concejal en Salamanca en las elecciones del 12 de abril de 1931 por una candidatura republicano-socialista. La República Española le restituyó en su puesto de rector de la Universidad de Salamanca, tras la expulsión, destierro y exilio durante la dictadura de Primo de Rivera.


D. Miguel de Unamuno y Jugo (1864-1936) 
Escritor, filósofo, político. Imagen en su biblioteca al final de su vida


 No le duró mucho su error, y, a buen seguro, que salvó su vida, por su fama, su edad, y la protección de la esposa de Franco, Carmen Polo, tras su respuesta valiente y democrática a la horda de fascistas que habían tomado la Universidad aquel día, entre los que se encontraba el mediocre escritor José María Pemán, uno de los oradores que le antecedieron.


Entierro de D. Miguel de Unamuno
Salamanca. 1 de enero de 1937
En plena Guerra Civil murió, confinado en su casa, el insigne escritor bilbaíno, salmantino de adopción


 Es necesario rememorar aquellos hechos, aquellas ideas, pasiones y miserias, de una España no muy distinta de ésta. El odio cainita es el mismo. La miseria moral y la corrupción es la misma. La cobardía y el fanatismo ahí siguen. Ahora hay iphones, pero no más democracia: la Constitución Republicana del 9 de diciembre de 1931 era la ley vigente cuando una parte del ejército español, de larga tradición golpista, se sublevó contra la democracia. 


Constitución de la República Española. 9 de diciembre de 1931
"La Constitución española de 1931 fue aprobada el 9 de diciembre de 1931 por las Cortes Constituyentes tras las elecciones generales españolas de 1931 que siguieron a la proclamación de la Segunda República y estuvo vigente hasta el final de la guerra civil en 1939. En el exilio republicano continuó reconociendo su vigencia hasta 1977, hasta que en el proceso político de la Transición permitió la redacción de una nueva Carta Magna democrática. La constitución se organizaba en 10 títulos, con 125 artículos en total, y dos disposiciones transitorias" (Wikipedia)



 Leemos en la Wikipedia lo sucedido aquel día 12 de octubre de 1936, cuando el sadismo criminal fascista, apoyado por el clero, la oligarquía y el sector agrario, pronunció su condena contra la cultura, la libertad y la dignidad humana. Éstas, personificadas en D. Miguel de Unamuno, respondieron con valentía y razón a la sinrazón facciosa:

 "Durante la Guerra Civil Española tuvo un papel secundario en el ejército sublevado contra la II República Española. Siendo célebre el altercado que mantuvo con Miguel de Unamuno el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, al que habían asistido diversas personalidades franquistas con motivo de la celebración de la Fiesta de la Raza (lo que hoy es el Día de la Hispanidad, el aniversario del descubrimiento de América): el obispo de Salamanca, Enrique Plá y Deniel, el gobernador civil, Carmen Polo Martínez-Valdés (esposa de Francisco Franco) y el propio Millán-Astray.

Lo que sucedió, según cuenta en La guerra civil española el hispanista inglés Hugh Thomas, es lo siguiente: el profesor Francisco Maldonado, tras las formalidades iniciales y un apasionado discurso de José María Pemán, pronuncia un discurso en que ataca violentamente a Cataluña y las Vascongadas, calificando a estas regiones como «cánceres en el cuerpo de la nación. El fascismo, que es el sanador de España, sabrá cómo exterminarlas, cortando en la carne viva, como un decidido cirujano libre de falsos sentimentalismos».

Alguien grita entonces, desde algún lugar del paraninfo, el famoso lema «¡Viva la muerte!». Millán-Astray responde con los gritos con que habitualmente se excitaba al pueblo: «¡España ...»; «... una!», responden los asistentes.

(Algunos jóvenes estudiantes falangistas (según otros carlistas) intentan enmendar el viva la muerte con vivas a Cristo Rey y a la paz misericordiosa (...) pero son apagados por los ensordecedores gritos de ritual pseudorracionales y acaban siguiéndolos).

- «¡España ...», vuelve a exclamar Millán-Astray; «... grande!», replica el auditorio.

- «¡España ...», finaliza el general; «... libre!», concluyen los congregados.

Después un grupo de falangistas ataviados con la camisa azul de la Falange hacen el saludo fascista, brazo derecho en alto, al retrato de Francisco Franco que colgaba en la pared. Se intenta así enmendar el incidente aunando esfuerzos de hermandad y moral (algo quebrada por el incidente) al unísono.

Miguel de Unamuno, que presidía la mesa, se levanta lentamente y dice: «Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia. Quiero hacer algunos comentarios al discurso -por llamarlo de algún modo- del profesor Maldonado, que se encuentra entre nosotros. Dejaré de lado la ofensa personal que supone su repentina explosión contra vascos y catalanes. Yo mismo, como sabéis, nací en Bilbao. El obispo,» dice Unamuno señalando al obispo de Salamanca-, «lo quiera o no lo quiera, es catalán, nacido en Barcelona. Pero ahora acabo de oír el necrófilo e insensato grito “¡Viva la muerte!” y yo, que he pasado mi vida componiendo paradojas que excitaban la ira de algunos que no las comprendían he de deciros, como experto en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. El general Millán-Astray es un inválido. No es preciso que digamos esto con un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero desgraciadamente en España hay actualmente demasiados mutilados. Y, si Dios no nos ayuda, pronto habrá muchísimos más. Me atormenta el pensar que el general Millán-Astray pudiera dictar las normas de la psicología de la masa. Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor.»

Desde entonces existen dos versiones de que sucedió: o bien Millán-Astray exclama irritado «Muera la intelectualidad traidora, viva la muerte» o como afirman otros exclamó: «¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!» aclamado por los asistentes. El escritor José María Pemán, en un intento de calmar los ánimos, aclara: «¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!».

Miguel de Unamuno, sin amedrentarse, continúa: «Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho».

A continuación, el público asistente se encolerizó con Unamuno y le dirigió todo tipo de insultos por lo que, gracias a la intervención de Carmen Polo de Franco, quien le acompañó cogida del brazo, abandonó el recinto universitario y se trasladó hasta su domicilio
"


video
El último testimonio de D. Miguel de Unamuno
Unamuno reflexiona sobre la Guerra Civil. Renegó de su apoyo a la causa mal llamada "nacional".
Defensa de la cultura y la libertad frente al fascismo: "Venceréis, pero no convenceréis..."



 No más puede decirse. Lean y entiendan. La Historia nos da lecciones que nos empeñamos en olvidar...


Adiós Antoñita Moreno - Paco Huesca García - Exhibidor cinematográfico, Director de Cinemateca del Mediterráneo, Alicante



Adiós Antoñita Moreno

Paco Huesca García
Exhibidor cinematográfico, Coleccionista de cine, Director de Cinemateca del Mediterráneo, Alicante
Alicante





Antoñita Moreno
Antonia Moreno Valiente (La Puebla del Río, Sevilla 9 de enero de 1930). Residente en Alicante. Cantante de copla. Foto de estudio, joven




 Hace mas de sesenta años llegó Antoñita Moreno a Alicante acompañada de su madre desde su Andalucía natal. Y fijó su residencia, yendo y viniendo mientras trabajaba en sus espectáculos teatrales, sus discos, sus películas y sus saetas


Antoñita Moreno con peineta


 Conocí a Antoñita cuando era muy pequeño y me daba mucha vergüenza hablar con ella. Cosa de críos, era una artista. Era muy amiga de mi familia y solía ir a comer al chalet de mis abuelos. Ella se instaló en Vistahermosa en "Villa Salud" en los chalets de la Caja de Ahorros del Sureste de España que curiosamente le remodeló mi padre con cierto ambiente andaluz. Luego marchó a la playa de San Juan, concretamente al Cabo de las Huertas, en otro chalet que se llamaba "La ratita". Creo que Antoñita fue feliz en nuestra ciudad, se le hizo  algún homenaje aislado pero jamás se la trató como hubiera merecido.


Antoñita Moreno recibe el título de "Alicantina de Honor" de manos del presidente de la Diputación de Alicante, Julio de España Moya. A la derecha, Miguel Valor Peidró


Con el tiempo demolió el chalet, hizo unos apartamentos y se quedó a vivir en el ático. Luchó mucho por la mole ilegal del hotel El Cabo, al lado de su casa, ahora paralizada y en espera de reducir su altura. Creo que todo esto agotó en cierta forma a la cantante.


Antoñita Moreno entrevistada por Lauren Postigo para el programa de TVE "Cantares"


 A nivel personal, por amistad y porque se lo hubiera merecido, he luchado durante más de diez años para que nuestro ayuntamiento le colocara una placa en una calle. Era una alicantina adoptiva en suma. Pero fracasé en el intento a través de varias corporaciones municipales.

 Ahora me llega la noticia que Antoñita ha vendido su ático y hace unas semanas se despidió de sus vecinos. Marcha a sus 86 años a pasar la última etapa de su vida a su Andalucía, y según me dicen se va un tanto dolida con esta ciudad. Si es así lo siento en el alma porque a la clase política le ha faltado sensibilidad y reconocimiento a una artista que consideraba Alicante como su otra ciudad, aparte de Puebla del Río. De hecho ha vivido más aquí que en su población natal. 


Antoñita Moreno: "Saetas por Antoñita Moreno"
Single. Belter. 1965


 Si no nos vemos, te deseo todo lo mejor, Antoñita, siempre sonará "El cordón de mi corpiño" con esa voz, que igual cantaba una muñeira, una copla, una jota, un pasodoble o una saeta que lo hacía como nadie. A lo mejor todos hemos sido culpables, pero insisto, te hubieras merecido una calle en la ciudad. Un besazo muy grande.


Antoñita Moreno. Foto de perfil. Autógrafa



sábado, 24 de septiembre de 2016

Alicante, capital de las culturas - Paco Huesca García - Exhibidor cinematográfico, Coleccionista de cine, Director de Cinemateca del Mediterráneo, Alicante



Alicante, capital de las culturas

Paco Huesca García
Exhibidor cinematográfico, Coleccionista de cine, Director de Cinemateca del Mediterráneo, Alicante
Alicante





El director de cine David Valero. Alicantino, de Sant Vicent del Raspeig
David Valero obtuvo el Premio a la Mejor Película ("Los Increíbles", 2012). Festival de Cine de Alicante. 2013



El Cine es una parte muy importante del tejido de una ciudad con esa voluntad cosmopolita. La defensa de la diversidad cultural se ha vuelto ahora más necesaria que nunca para evitar que las diferencias entre lenguas, sociedades y naciones se conviertan en instrumento para avivar el odio, la hostilidad y la intolerancia. Es vital reivindicar su capacidad para convertirse en un medio de comunicación, debate y comprensión.



El director de cine Miguel Albaladejo (1966). Alicantino, de Pilar de la Horadada


 Los cineastas se expresan a través de la riqueza y variedad de sus respectivas culturas. Las películas son esos granos de arena para que el cine siga siendo el arma de entendimiento, solidaridad y compromiso que tanta falta nos hace. El Cine es Cultura.


"Le Quattro Volte" (2010). M. Frammartino - Pitágoras - Cine y Fragmentos Presocráticos - Cine y Filosofía - Historia de la Filosofía - Francisco Huertas Hernández



"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino
Las cuatro vidas de Pitágoras

Cine y Fragmentos Presocráticos
Cine y Filosofía - Historia de la Filosofía

Francisco Huertas Hernández



"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino
Un campesino de Calabria que se acerca al final de sus días. La película recrea las cuatro vidas que, según Pitágoras, tenemos cada uno: mineral, vegetal, animal y humana. La historia se sitúa en los mismos lugares en los que habitó el filósofo, la región de Calabria



 ¡Qué difícil buscar películas que tengan relación con el pensamiento presocrático: aquellos filósofos que realizaron la gradual aventura de modificar la cosmovisión griega: de la mentalidad mítica a la racional! Este filme de Michelangelo Frammartino "Le Quattro Volte", de 2010, tiene un vínculo directo con Pitágoras, el filósofo de la isla jonia de Samos que emigró a Crotona, al sur de Italia, donde fundó una escuela filosófico-religiosa.


Pitágoras de Samos (Πυθαγόρας) (ca. 569 a. C. – ca. 475 a. C.)
Filósofo, matemático y creador de la Secta Pitagórica en Crotona. Nacido en la isla de Samos, Jonia. El padre de Pitágoras fue Mnesarco, un mercader de Tiro, y su madre Pythais. 
Aunque la figura del pensador permanece envuelta en la oscuridad, dada la leyenda que le acompañó, las fuentes sobre su vida (Diógenes Laercio, Porfirio, Jámblico), que están escritas 800 años después de su muerte, nos ofrecen algunos datos verosímiles. Parece que Pitágoras visitó al anciano Thales, que le aconsejó viajar a Egipto para aprender matemáticas y astronomía. También, en Mileto, debió conocer las enseñanzas de Anaximandro. Pitágoras emprendió una serie de largos viajes a Egipto, Arabia, Fenicia, Babilonia, e, incluso, la India. Fue en Babilonia, donde llegó como prisionero de guerra, donde se inició en los ritos mistéricos y las matemáticas. En Egipto aprendió geometría, aunque éstos eran eminentemente prácticos. El historiador de los filósofos, Diógenes Laercio, escribe que Pitágoras se refugió en Crotona (sur de Italia) huyendo de la tiranía de Polícrates (tirano de Samos). En Crotona fundó una escuela filosófica y religiosa. Pitágoras fue la cabeza de esta sociedad dentro de un restringido círculo de adeptos conocidos como matematikoi (Μαθηµατικοί)


Moneda de Samos (s. III a C.) que representa a Pitágoras


Sello. Grecia. 1955. 5 Dracmas
Pitágoras representado en una moneda de Samos
Pythagorean Congress - Pythagoras on Samian coin (Grecia) (Congresses) Mi:GR 634,Yt:GR 620



 "Le Quattro Volte" tiene el siguiente argumento:

 "Un pueblo calabrés encaramado en unas altas colinas desde las cuales se divisa a lo lejos el mar Jónico, un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, donde las piedras tienen el poder de cambiar los acontecimientos y las cabras se detienen a contemplar el cielo. Aquí pasa sus últimos días un viejo pastor. Está enfermo, y cree que ha encontrado el medicamento adecuado en el polvo del pavimento de la iglesia y que toma cada noche disuelto en agua.

 En la superficie de tierra negra de una majada, una cabra pare un chivo blanco. Las molestias del nacimiento duran sólo unos instantes: sus ojos se abren enseguida, las patas le sujetan ya el peso del cuerpo. La pantalla se llena de esta nueva presencia. El chivo crece, se fortalece, empieza a jugar. El día antes de su primera salida, sin darse cuenta, se queda retrasado respecto al resto del rebaño y se pierde entre la vegetación hasta que, agotado, se deja caer a los pies de un majestuoso abeto blanco.

 El gran árbol oscila en la brisa de la montaña. El tiempo pasa, las estaciones cambian deprisa, y el gran abeto también. El rumor de su follaje colma el silencio. De improviso, se oye un sonido mecánico.

 El abeto yace en el suelo. Ha sido mutilado, reducido a su esqueleto: su madera blanca es transformada en carbón a través de la labor tradicional de los carboneros del lugar. La mirada se pierde en el humo de las cenizas.

 Le Quattro Volte es una visión poética de los ciclos de la vida y de la naturaleza, de las tradiciones olvidadas de un lugar fuera del tiempo. Una película de ciencia ficción sin efectos especiales, que acompaña al espectador a un mundo desconocido y mágico, para descubrir el secreto de cuatro vidas misteriosamente entrelazadas entre sí"





"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino
Giuseppe Fuda (Il Vecchio Pastore)


 El director Michelangelo Frammartino ha explicado a propósito de la influencia del pitagorismo en su película: 

 "Tenemos todos nosotros cuatro vidas, que encajan unas dentro de las otras. El ser humano es mineral porque su esqueleto está constituido por sales; vegetal, ya que su sangre es como la savia de las plantas; animal porque puede moverse y conocer el mundo exterior; y humano, pues tiene voluntad y razón"
 Esta teoría es más bien la psicología de Aristóteles que explicaba el alma como fuente de vida y la dividía en tres tipos según su complejidad: la vegetativa (nutrición), la sensitiva (automovimiento y sensación), e intelectiva (voluntad y razón). Cada una de ellas correspondía a plantas, animales y personas, respectivamente, acumulándose las superiores sobre las inferiores.


video
"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino
Trailer


 Jean-Luc Douin explicó que Pitágoras habitó allí, en el escenario del filme "Le Quattro Volte", en Calabria, y enseñó el sentido oculto de las cosas, descubriendo la presencia de un alma en cada cosa, "describiéndose como un medium entre la materia y la forma". Filmando la cosmogonía pitagórica, Frammartino recuerda que Pitágoras filosofaba tras una cortina, una tela que prefiguraba la pantalla del cine.

(Jean-Luc Douin: "De l'humain au minéral, l'enchantement du monde"Etude et critique cinématographique du film italien de Michelangelo Frammartino, "Le Quattro Volte". Le Monde. Paris, 20507 (29/12/2010))


"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino



Le Quattro Volte
Año: 2010
Duración: 88 minutos
País: Italia



Director: Michelangelo Frammartino
Guión: Michelangelo Frammartino
Música: Paolo Benvenuti
Fotografía: Andrea Locatelli

Intérpretes:
Giuseppe Fuda, Bruno Timpano, Nazareno Timpano

Coproducción: Italia-Alemania-Suiza
Género: Drama

Web oficial: http://lequattrovolte.it




"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino
El pastor muere. Las cabras le contemplan


Sinopsis:
 Una visión poética de los ciclos de la vida y de la naturaleza, de las tradiciones olvidadas de un lugar fuera del tiempo. Una película de ciencia ficción sin efectos especiales, que acompaña al espectador a un mundo desconocido y mágico, para descubrir el secreto de cuatro vidas misteriosamente entrelazadas entre sí. (FILMAFFINITY)


"Le Quattro Volte" (2010). Michelangelo Frammartino




*****

FRAGMENTOS PRESOCRÁTICOS



 Os dejo una selección de fragmentos presocráticos -entre ellos algunos pitagóricos- que ilustran la mentalidad de aquellos hombres que buscaban la sabiduría desde una mentalidad nueva, aunque aún enraizada en la religión y el mito. Sin embargo, la novedad de su cosmovisión era el intento de recurrir a elementos naturales, en lugar de sobrenaturales, para explicar el orden, unidad y permanencia del universo. El agua en Thales, los números en los pitagóricos o los átomos en Leucipo y Demócrito, son causas racionales de la realidad. Implican una capacidad de observación, de abstracción y de argumentación nuevas, ya alejadas de las sagas de dioses homéricos y hesiódicos que actuaban arbitrariamente (irracionalmente) en la naturaleza y en la conducta humana, distribuyendo a su antojo beneficios y castigos.




1-     Thales de Mileto (Θαλῆς) (c. 624 – c. 546 a C) - Monista:


“La mayoría de los filósofos primitivos creyeron que los únicos principios de todas las cosas eran los de índole material; pues aquello de lo que constan todos los entes y es el primer origen de su generación y el término de su corrupción, permaneciendo la substancia pero cambiando en las afecciones, es, según ellos, el elemento y el principio de los entes. Y por eso creen que ni se genera ni se destruye nada, pensando que tal naturaleza se conserva siempre, del mismo modo que no decimos que Sócrates llegue a ser en sentido absoluto cuando llega a ser hermoso o músico, ni que perezca si pierde estas maneras de ser, puesto que permanece el sujeto, es decir, Sócrates mismo. Así, tampoco se genera ni se corrompe, según estos filósofos, ninguna de las demás cosas; pues dicen que siempre hay alguna naturaleza, ya sea una o más de una, de la cual se generan las demás cosas, conservándose ella.
 Pero, en cuanto al número y a la especie de tal principio, no todos dicen lo mismo, sino que Tales, iniciador de tal filosofía, afirma que es el Agua (por eso también manifestó que la Tierra estaba sobre el Agua); y sin duda concibió esta opinión al ver que el alimento es siempre húmedo y que hasta el calor nace de la humedad y de ella vive (y aquello de donde las cosas nacen es el principio de todas ellas). Por esto, sin duda, concibió esta opinión, y porque las semillas tienen siempre naturaleza húmeda, y por ser el Agua, para las cosas húmedas, principio de su naturaleza”

ARISTÓTELES: “Metafísica” I, 3. (Trad: V. García Yebra)




2-    Anaximandro de Mileto (Ἀναξίμανδρος) (c. 610 a. C. - c. 547 a. C) - Monista:

Anaximandro, hijo de Praxíades, discípulo y seguidor de Tales, dijo que el principio y elemento de las cosas era lo “apeiron” (ἄπειρον), siendo el primero que introdujo este término para designar el principio. Y llama tal no al agua ni a ningún otro de los llamados elementos, sino a otra naturaleza indeterminada, de la cual proceden todos los cielos y los mundos que hay en ellos”


SIMPLICIO: ”Física” 24,13 (DK 12 A 9)



3- Anaxímenes de Mileto (Ἀναξιμένης) (c. 590 a. C.–524 a. C.) - Monista:

Anaxímenes, milesio, hijo de Eurístrato, compañero de Anaximandro, dice, como éste, que la naturaleza sustante es una e infinita, no indeterminada, como él, sino determinada, a la que llama aire, y que se diferencia en sustancias por rarefacción y condensación. Cuando se hace sutil se convierte en fuego, y cuando se condensa, en viento; después, en nubes; después, condensándose más, en agua, luego en tierra, después en piedras; y los demás seres se originan de esas sustancias. Hace también eterno al movimiento, por medio del cual se verifica el cambio”


TEOFRASTO, en SIMPLICIO: “Física” 24,26 (DK 13 A 5)






4-    Pitagóricos (Πυθαγόρας) (ca. 569 a. C. – ca. 475 a. C.):

“En tiempos de éstos (Leucipo y Demócrito), e incluso antes que ellos, los llamados pitagóricos, los primeros en cultivar las matemáticas, las hicieron progresar, y, nutridos en ellas, pensaron que sus principios eran los principios de todas las cosas. Y, puesto que los números se hallan, por naturaleza, entre esos principios, y en ellos les parecía contemplar muchas semejanzas con lo que es y lo que deviene, más que en el fuego, en la tierra y en el agua, siendo tal afección de los números la justicia, tal otra el alma y el entendimiento, otra, el tiempo oportuno, y de manera parecida todas las demás, y viendo, además, en los números las afecciones y las proporciones de las armonías, puesto que las demás cosas parecían asemejarse a los números en toda su naturaleza, y los números eran los primeros de toda la naturaleza, creyeron que los elementos de los números eran los elementos de todos los seres y que los cielos todos eran armonía y número”


ARISTÓTELES: “Metafísica” A 5,985 b 23 


"Sobre el tema de la reencarnación atestigua Jenófanes en una elegía, cuyo comienzo es: "Ahora paso a otro tema y mostraré el camino". Lo que dice sobre Pitágoras es como sigue: "Dicen que, al pasar en una ocasión junto a un cachorro que estaba siendo azotado, sintió compasión y dijo: "deja de apalearle, pues es el alma de un amigo la que he reconocido, al oír sus alaridos"

Jenófanes fr. 7, Diógenes Laercio viii, 36


"Lo que decía a sus compañeros nadie puede decirlo con seguridad; pues el silencio entre ellos no era el corriente. Sin embargo, todos llegaron a conocer que sostenía primero, que el alma es inmortal, segundo, que se transformaba en otra clase de seres vivos y también que los seres retornaban cada ciertos ciclos y que nada era absolutamente nuevo y, por fin, que todos los seres vivos debían considerarse emparentados. Parece que Pitágoras fue el primero en introducir estas creencias en Grecia"

Porfirio: "Vida de Pitágoras" 19 (DK 14, 8a)






5-      Heráclito de Éfeso (Ἡράκλειτος ὁ Ἐφέσιος) (535 a. C. - 484 a. C.):

Heráclito, hijo de Blosón (o, según algunos, de Heraclón) de Éfeso. Tuvo su acmé en la Olimpíada 69. Llegó a hacerse sumamente altanero y desdeñoso, como se deduce también con claridad de su libro, en el que dice: «El conocimiento de muchas cosas no enseña a tener inteligencia, pues, de ser así, hubiera enseñado a Hesíodo, a Pitágoras y hasta a Jenófanes y Hecateo»... acabó por convertirse en un misántropo; se retiró del mundo y vivió en los montes, alimentándose de hierbas y plantas. Convertido por esta causa en un hidrópico, bajó a la ciudad y en enigmas le preguntaba a los médicos si ellos serían capaces de convertir en seco el tiempo lluvioso. Como éstos no le entendían, se enterró en un estercolero, en la esperanza de que, con el calor del estiércol, se iba a evaporar la hidropesía. Como ni aun así lo consiguió, murió a la edad de sesenta años”

Diógenes Laercio: “Vidas de filósofos”, ix 1 (DK 22 A 1) 


“El mar es el agua más pura y más corrupta; es potable y saludable para los peces; para los hombres, en cambio, es impotable y deletérea”


Fr. 61, Hipólito: “Ref.” ix 10, 5



Lo mismo es vida y muerte, velar y dormir, juventud y   vejez; aquellas  cosas  se cambian en éstas y éstas en aquéllas”

Fr. 88, Plutarco: “Cons. Ad Apoll.” 10. 106 e



“La guerra es el padre de todas las cosas, y también el rey; y a unos los muestra como dioses, a otros como hombres; a unos hizo esclavos, a otros libres”

Fr. 53, Hipólito: “Ref.” ix 9, 4



“Una armonía invisible es más intensa que otra visible”

Fr. 54, Hipólito: “Ref.” ix 9, 5


“Por tanto es necesario seguir lo común; pero, aunque el Logos es común, la mayoría vive como si tuviera una inteligencia particular”
Fr. 2, Sexto: “Adv. Math”. vii 133


Heráclito dice en alguna parte que todas las cosas se mueven y nada está quieto y comparando las cosas existentes con la corriente de un río dice que no te podrías  sumergir dos veces en el mismo río

Platón: “Cratilo” 402 A

“Este cosmos [el mismo de todos] no lo hizo ningún dios ni ningún hombre, sino que siempre  fue, es y será fuego eterno, que se enciende según medida y se extingue según medida”

Fr. 30, Clemente: “Strom.” ν 104, 1


“Todas las cosas se cambian recíprocamente con el fuego y el fuego, a su vez, con todas las cosas, como las mercancías con el oro y el oro con las mercancías”

Fr. 90, Plutarco: “de E” 8, 388 D


“Para las almas es muerte convertirse en agua, y para el agua es muerte hacerse tierra; de la tierra nace el agua y del agua el alma”

Fr. 36, Clemente: “Strom.” vi 17, 2




6. Parménides de Elea (Παρμενίδης ὁ Ἐλεάτης)  (530 a. C. - 515 a. C.) - Monista: 

“Pues bien, yo te diré (y tú, tras oír mi relato, llévatelo contigo) las únicas vías de investigación pensables. La una, que es y que le es imposible no ser, es el camino de la persuasión (porque acompaña a la Verdad); la otra, que no es y que le es necesario no ser, ésta, te lo aseguro, es una vía totalmente indiscernible; pues no podrías conocer lo no ente (es imposible) ni expresarlo”

Fr. 2, Proclo: in “Tim.” i, 345, 18; Simplicio: in “Phys.” 116, 28 (versos 3-8) 


“Ni nunca fue ni será, puesto que es ahora, todo entero, uno, continuo. Pues ¿qué nacimiento podrías encontrarle? ¿cómo y de dónde se acreció? No te permitiré que digas ni pienses de "lo no ente", porque no es decible ni pensable lo que no es. Pues, ¿qué necesidad le habría impulsado a nacer después más bien que antes, si procediera de la nada? Por tanto, es necesario que sea completamente o no sea en absoluto. Ni la fuerza de la convicción permitirá jamás que de lo no-ente nazca algo además de ello. Por eso, la Justicia no afloja sus cadenas para permitir que nazca o que perezca, sino que las mantiene firmes; la decisión sobre estas cosas se basa en esto: es o no es. Pero se ha decidido, como es necesario, abandonar una vía por impensable y sin nombre (pues no es el verdadero camino) y que la otra es y es genuina. Y ¿cómo podría lo que es ser en el futuro? ¿Cómo podría llegar al ser? Pues, si llegó a ser, no es, ni es, si alguna vez va a llegar a ser. Por tanto, queda extinto el nacimiento y la destrucción es inaudita”

Fr. 8, 5-21, Simplicio, in “Phys.” 78, 5; 145, 5




7- Empédocles de Acragas (Agrigento) (Ἐμπεδοκλής) (h.495/490 - h.435/430 a. C.) - Pluralista:

“Escucha primero las cuatro raíces de todas las cosas: Zeus resplandeciente, Hera dadora de vida, Edoneo y Nestis, que con sus lágrimas empapa las fuentes de los mortales”

Fr. 6, Aecio: “i”, 3, 20



“Ea, escucha mis palabras, pues el aprender acrece la sabiduría. Como antes te dije, al manifestarte los límites de mis palabras, te voy a contar un doble relato: en un tiempo lo Uno se acreció de la pluralidad y, en otro, del Uno nació por división la multiplicidad: fuego, agua, tierra y la altura inconmensurable del aire y, separada de ellos, la funesta Discordia, equilibrada por todas partes y, entre ellos, el Amor, igual en extensión y anchura”

Fr. 17, verso 14, Simplicio: in “Phys”. 158, 13

  
“Otra cosa te diré: ningún ser mortal tiene nacimiento, ni existe el fin de la muerte detestable, sino sólo la mezcla y el intercambio de lo que está mezclado —a esto es a lo que llaman nacimiento los hombres”

Fr. 8, Plutarco: “adv. Colotem” 1111 F




8- Anáxagoras de Clazomene (Ἀναξαγόρας) (500 - 428 a. C.) - Pluralista:

Fragmento 1:  “Así, si existe una pluralidad, es necesario que las cosas sean pequeñas y grandes; tan pequeñas como para no tener magnitud y tan grandes como para poder ser infinitas.”

Fragmento 3:  “ Si existe una pluralidad, es necesario  que las cosas sean tantas cuantas son, ni más ni menos.”





Fragmento 4:
“Siendo estas cosas así, debemos suponer que hay muchas cosas de todo tipo en cada cosa que se está uniendo, semillas de todas las cosas bajo toda clase de formas, colores y gustos...”
"Pero  antes de  que  estas cosas fueran separadas,   mientras todas estaban juntas, no era visible ningún color tampoco; pues se lo impedía la mezcla de todos los colores, de lo húmedo y lo seco, de lo cálido y lo frío, de lo brillante y lo tenebroso, de la mucha tierra dentro de la mezcla y de las semillas innumerables, desemejantes entre sí. Tampoco ninguna de las demás cosas son parecidas unas a otras. En este caso debemos suponer que todas las cosas están dentro del todo."

Fragmento 6: “Y puesto que las porciones de lo grande y de lo pequeño son iguales en número, también todas las cosas están en todo. Tampoco es posible que existan separadas, sino que todas tienen una porción de todo. Ya que no  es posible que exista la parte más pequeña, nada puede ser separado  ni llegar al ser por sí mismo, sino que todas las cosas deben estar juntas como lo estuvieron originariamente. En todas hay muchos ingredientes, iguales en  número, tanto en las más grandes como en las más pequeñas de las que están siendo separadas.”

Fragmento 12: “Las otras cosas tienen una parte de todo; pero el Nous (νοῦς) es infinito, autónomo y no se mezcla con nada; sólo él es sí mismo y por sí mismo, pues, si no fuera por sí mismo y si estuviera mezclado con cualquier otra cosa, participaría de todas las cosas en la medida en que estuviera mezclado con una de ellas. Pues, en todo, hay una parte de todo, como hemos dicho anteriormente. Y lo que estuviera mezclado al Nous le impediría tener poder sobre cada cosa, como lo tiene ahora estando sólo por sí mismo. De todas las cosas es la más ligera y la más pura; posee todo tipo de conocimiento y la fuerza más grande...”





9- Leucipo de Mileto (Λεύκιππος) (s. V a C.) y Demócrito de Abdera (Δημόκριτος) (c. 460 a. C.-c. 370 a. C) - Pluralistas Atomistas:

“Pero Leucipo creyó tener argumentos concordantes con la percepción sensorial y que no hacen desaparecer el nacimiento, la destrucción, el movimiento o la pluralidad de los entes. Concuerda con las apariencias en este aspecto, pero a los que sostienen la Unidad les concede que no habría movimiento sin vacío y afirma que el vacío es no-ser y que ninguna parte de lo que es es no-ser —porque lo que es en sentido estricto está completamente lleno. Pero un ser así, dice, no es uno; hay un número infinito y son invisibles a causa de la pequeñez de sus partículas. Se mueven en el vacío (pues el vacío existe) y cuando se juntan, originan la llegada al ser y, cuando se separan, causan la destrucción. Son operativas y pasivas según el contacto que les acontezca tener (el contacto no las hace unas) pero, cuando se componen y entremezclan, generan algo. De lo que es verdaderamente uno no podría llegar a ser la pluralidad, ni una unidad de lo que es verdaderamente una pluralidad —es imposible—“

Aristóteles: “De gen. y corrup.” A8, 325





"...estos átomos se mueven en el vacío infinito, separados unos de otros y diferentes entre sí en figuras, tamaños, posición y orden; al  encontrarse unos con otros colisionan y algunos son expulsados mediante sacudidas al azar en cualquier dirección, mientras que otros, entrelazándose mutuamente en consonancia con la congruencia de sus figuras, tamaños, posiciones y ordenamientos, se mantienen unidos y así originan el nacimiento de los cuerpos compuestos"




Mapa conceptual con las principales teorías de los filósofos presocráticos. Cada autor va enlazado con una ventana azul en la que aparece el ἀρχή (principio, origen, fundamento) de la realidad 


video
Repaso de Filosofía Griega - Los Presocráticos
Clase del Profesor Ortega. Lima (Perú)


El gran filósofo alemán Hans-Georg Gadamer (1900-2002) narra la historia de la filosofía griega - Parte I
Presocráticos, Platón, Aristóteles